•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

sin filtro entrevista 04

BANNERWEB 1100X205

A+ A A-

Salvador Muñoz

Creo que ya envejecí… tantos amigos y conocidos, de diferentes partidos, de diferentes siglas, de diferentes colores, se disputan un cargo de representación popular este domingo.
A ellos, no tengo más que decirles ¡suerte! ¡mucha suerte en sus sueños! que los que no los alcancen, tengan la paciencia, humildad y serenidad, para reconocer que no bastaron las buenas intenciones; los que los alcancen, vuelvan a retomar cada una de las propuestas que expresaron a esas personas que con su voto, creyeron en él, pero en esta ocasión, se las repitan a sí mismos como un ejercicio personal de comprometerse a cumplir lo prometido… creo que a estas alturas, debemos dejar a un lado el “Prometer hasta meter; y una vez metido, olvidar lo prometido”... las circunstancias obligan a nuestros futuros representantes, del partido que sea, a ser más serios, no en su actuar, sea en los Congresos local, federal o presidencias municipales, sino en los compromisos contraídos con una sociedad que les vuelve a dar una oportunidad, ya sea a su persona, ya sea a su partido…
Ahora, en verdad celebro que todos y cada uno de mis amigos y conocidos hayan llegado a este punto sanos y salvos… sí, hubo uno que se enfermó por Covid pero se recuperó para seguir en la talacha. En realidad, mi celebración va más allá de alguna enfermedad.
Las elecciones, hasta donde tengo memoria, siempre se han caracterizado por la pasión que desborda a las partes en contienda. Podemos recordar confrontaciones verbales y algunas, hasta con golpes…
Lugar aparte merece el llamado Magnicidio. Es inherente ya en nuestra historia, en nuestra memoria, en nuestras elecciones, el homicidio de Luis Donaldo Colosio, hecho que marcó ese 1994. Hablamos de la violencia que sacudió a México con un asesinato en un candidato. Lo increíble es lo que hoy vivimos en este proceso electoral, de Veracruz extendiéndose a lo largo y ancho del País y del País, alcanzando a Veracruz.
En este siglo, no recuerdo por más que le pienso, alguna elección tan expuesta a la violencia como la que hoy se sufre.
La violencia no respeta género… lo mismo candidatos que candidatas son víctimas de este monstruo que se apodera del país y pareciera que pretende apoderarse de las elecciones… sembrar miedo… De la incertidumbre económica, pasamos a la incertidumbre electoral...
Nunca como ahora, el pretender o ser Candidato, dejó de ser la posibilidad de alcanzar un cargo de representación popular, para pasar a traer una Diana en las espaldas, para ser blanco de amenazas, atentados o en en el peor de los escenarios, ser asesinado.
Es decir, hoy pareciera que se es Candidato a la violencia que en estos últimos días, ha asentado sus reales en Veracruz.
Mi solidaridad con aquellos candidatos que ante las amenazas y en aras de proteger su integridad así como la de su familia, dieron un paso al lado.
Mi solidaridad con aquellas familias que perdieron o resultaron heridos sus seres queridos, ya sea los que buscaban participar en este proceso, y sus sueños fueron rotos por la delincuencia… o por aquellos, que acompañando a un proyecto, las balas los alcanzaron… choferes, escoltas, prensa, amigos...
Por eso, con tantos amigos involucrados en este proceso electoral, de distintos partidos, de distintos colores, con diferentes siglas, no me queda en serio que desearles suerte, y agradecer que estén bien...

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

Una persona no puede ir al margen de las causas o programas de Gobierno que representa el partido que lo postula. ¡Piensen muy bien qué futuro quieren para Xalapa!
Así concluía Lillian Cerecedo, candidata a diputada local por el distrito XI de Xalapa, el encuentro que tuvo con Canacintra hace más o menos, una semana.
El mensaje que dio en esa ocasión Lillian Cerecedo es seguro que muchos empresarios lo hayan vivido en carne propia, no sólo con este gobierno municipal, muy dado a “regresar” recursos a la federación, sino con su anterior diputado federal así como el actual, que lejos de gestionar o apoyar a sus representados con algunas obras, optaron por desviar esos recursos a donde su jefe, su líder, su tlatoani se lo pidiera. Que conste, cuando uno pone “desviar”, es en el mejor sentido de la palabra, porque sólo en ellos estaba la “decisión” de enfocarlo a la Atenas pero optaron darlo en otros estados o municipios no veracruzanos… sólo piense qué hizo en su momento por la Ciudad de las Flores en su papel como diputado federal, Cuitláhuac García o en este caso, Rafael Hernández Villalpando… exacto: ¡nada!
Lillian Cerecedo puso en esa ocasión el dedo en la llaga, porque se habla de tú con los empresarios y entiende la cadena que representan ellos: inversión, empleos, desarrollo, progreso... lo entiende porque es empresaria.
Sí, es candidata y empresaria, pero quizás hay algo que destacar en estos momentos donde Xalapa ha vivido cuatro años de abandono, ya deje ese abandono en un gobierno municipal que ni siquiera sirvió como administrador de los recursos locales porque los devolvió a la federación, sino de un abandono por parte de sus representantes populares, que van desde el Gobernador, desde los Senadores (Chapulines los dos por cierto), sus diputados federales y los locales, y un alcalde que si la ineptitud fuera crimen, ya estuviera entambado… lo que hay que destacar es que en Lillian como en muchos otros ciudadanos de este municipio, se ha generado un xalapeñismo que busca no sólo devolverle a nuestra ciudad, el orgullo de ser Capital de la entidad, la Atenas Veracruzana, la Ciudad de las Flores, sino reactivarla.
Esa idea ha sido bien recibida no sólo por esos empresarios que oyeron a Lillian hace más de una semana, sino por emprendedores, empleados, padres y madres de familia, ¡vamos! hasta otros candidatos, como es el caso de Miguel Collado, quien era postulado por el PES, pero renunció a la encomienda para apoyarla.
Lillian de cierto modo, cayó parada en su incursión a la política, pues además de entender la campaña y lo que implica el papel a desempeñar como legisladora, ha contado con el respaldo de figuras como Cecilia Romero, Gustavo Madero y Adriana Dávila y no me crea, pero dicen que algunos candidatos se han colgado de ella porque el equipo de Sergio Hernández está trabajando con ella.
Por eso se recuerda las palabras de Lillian allá, con Canacintra: Una persona no puede ir al margen de las causas o programas de Gobierno que representa el partido que lo postula. Piense por qué y por quién lo dice. Sí, pueden ser muy buenos, muy honestos, muy honrados, pero si el Presidente les ordena levantar la mano o devolver dinero, lo tendrán que hacer…
Sí, pensar en el futuro de Xalapa no sólo debe ser una tarea de los empresarios… también el de todos quienes queremos a esta ciudad… ahí la dejó Lillian Cerecedo, para pensarla.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Aníbal del Rey

 

Hoy no quiero escribir ni desarrollar ningún tema. Estoy cansado. Solo quiero contarles un poquito más de mi vida, a ver si así se me olvida un poco tanta canción politiquera.

Mucho tiempo tuve la intención de vivir en familia, conocer al hombre de mi vida, convertirnos en la pareja más solida de la ciudad, generar ingresos juntos, viajar a Azerbaiyán con playeras de arcoíris, ser padres, plantar un árbol y compartir un mismo hogar. Busqué y busqué y hoy estoy soltero.

Cuando tenía unos 18 o 19 años tuve mi primer gran amor, Mauricio. Un romance de juventud y de locos. Cada dos fines de semana viajaba más de medio día en un recorrido que comenzaba en Xalapa y tenía como destino Guadalajara. ¡Qué belleza! Nada nos detenía… O eso suponía. Llegaba sin nalgas pero listo para darlas. Disfrutaba tanto vivir sin responsabilidades o miedos, éramos entregados, niños. No nos importaba nada ni nadie. ¡Vivíamos de amor! Eso no duró mucho, el desamor duró más. Algún tiempo después de que nuestra relación concluyera, él encontró realmente al hombre de su vida; vivieron juntos hasta el día de su muerte. Mauricio partió de este mundo tristemente hace un par de años. Tengo entendido que él y su chico eran bien felices. En paz descanse.

Después de varios años de esta relación apareció Gerardo. ¡Ojo! Les estoy contando las más acá, las que me dolieron por mucho tiempo después. Es que de veras que cómo me encantaba sufrir. Hoy estoy dispuesto a disfrutar y entregar parte de mi corazón, a dar todo pero sin la parte amarga del amor… Yo lo llamo respetar mi corazón. Yo tendría unos 22 años, recién concluía la universidad. El Gerry apareció y nuestra vida fue comer a nuestras horas y a deshoras; no entiendo cómo no se quejaban los vecinos y no me corrieron del departamento. Este vato tuvo que moverse de Xalapa, pero mi corazón se fue con él bastante rato. Hoy nos queremos muchísimo, somos amigos.

Por ahí aparece uno que ni su nombre quiero mencionar, Voldemort le pondremos. Un ir y venir espectacularmente horrible que duró un par de años. La relación más tóxica que he tenido en la vida. Aún estando juntos y “felices” la pasábamos mal… Una vez acabé en el hospital. Lo mejor que esa relación dejó fueron amigos sinceros; tristemente perdí a otros por pretender defender a quien no lo merecía: errores en la vida. Todos la cagamos, solo hay que aprender a limpiarse, y bien. Recuerdo una rolita de Los Tigres del Norte que me encanta: “Decía mi madre, en la cama y en la cárcel si te visitan son amigos de verdad”.

Enlistando este mal de amores recuerdo que tengo 34 años, ya no soy un niño, y me doy cuenta que de veras ¡cómo le he dado vuelo a la hilacha! Van a pensar que soy un facilote. Ayer me dijeron mis amigos Ñoños que soy un wilo, y bueno… creo que tienen toda la razón. He tenido una lista amplia en mis noviazgos -y no noviazgos-. ¡Ey! No soy un pirujo, solo me gusta conocer todo el abanico de oportunidades, saber si puedo ser feliz conmigo mismo y compartirlo con alguien más. Además, ¿quién soy yo para negarle al mundo este hombresote bronceado de 1.77 m, voz entonada cual Luis Miguel, manos fuertes y trabajadoras pero con su respectivo gelish, ceja arqueada, poblada y perfecta, súmenle a eso la sonrisa más hermosa de la ciudad? ¿Quién?

Por Lanfranco también sufrí. ¡Cómo sufrí! Después de él la súper regué, pues luego, luego que terminamos conocí a alguien más a quien no pude entregarle mi corazoncito correctamente. Comencé -creo- a entender que no se vale andar ensuciando a los demás si aún no acabes de limpiarte tú mismo. Una vez sanito y feliz, ya todo es diferente. Mi Pacci, como yo acostumbraba decirle, fue un tipazo que me cuidó de una forma tan fraternal que nuestra relación se volvió más bien como de sangre, tal como un amor padre e hijo. Y yo simplemente lo permití. Comprendí muy tarde que en pareja la onda es 50-50, fue en su momento imposible. Nada nos debemos.

Edgar fue mi talón de Aquiles. ¡Cómo le lloré! Mares cual maremotos arrasando con la poesía convertida en vorágine. Cielos que se descargaron sobre mí y desprendieron lo más profundo de mi alma -cómo me encanta mamasear a veces-. Ahí descubrí con certeza que sí tengo espíritu. Lo amé con profundidad y hasta como enfermedad. No lográbamos separarnos, ni él ni yo. Aún con el dolor o los años. Hoy me alegra tanto que sea feliz y haya comenzado una nueva historia. Siempre, siempre tenemos la posibilidad de volver a elegir e iniciar las veces necesarias. Admiro a quienes renacen, a los que resurgen cual Fénix después de ser abatido por Shaka de Virgo. Y si tienes menos de 30 y no entiendes, “Empezar desde cero” como dice RBD.

“¿Para qué sufrir si no hace falta?” Bien lo dice la Natalia original en una de sus rolitas; me pone todas las ideas claras. No quiero pasarla mal. Acepto lo que venga, pero si puedo decidir estar en paz, lo elegiré mil veces.

Hoy tengo ganas de pasarla chido, de conocer a bandita y echarme uno que otro besito. Hoy quiero disfrutar que tengo menos de 40 y también erecciones firmes (casi siempre). Hoy estoy dispuesto a comerme el mundo, aunque a veces me ponga a dieta. ¿Saben? Estar soltero es chido. Pero -otra vez- ¿quién soy yo para negarle este tipazo al mundo?

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

 

Estrategia… al final es estrategia el hecho de que un candidato a cualquiera de los cargos en disputa en nuestra entidad, no acuda a participar en un debate.

El contrincante, el que sí va, el que da la cara, le puede decir miedo y del otro lado, precaución, pero se resume en estrategia porque saben los “coachs” del candidato o candidata “cobarde” que si van, estarán expuestos a todo, a la falta de argumentos, de ideas, de propuestas y de eso, muchos reeleccionistas nos convidaron tanto; aunque la ausencia en el debate no es exclusiva de ellos.

El debate de cierto modo, es la gran oportunidad de los ciudadanos de pasar al ruidoso “jingle” de todos los candidatos, a oírlos en serio, con ideas resumidas en segundos pero también de conocerlos, ver sus rostros tan diferentes a los de los espectaculares, a las de las mantas, a los de las redes… ¡bendito photoshop! ¡benditos filtros!

Salvo su mejor opinión, quizás por la pandemia, quizás por la crisis económica que atraviesan muchas familias en estos momentos, quizás por la falta de ideas, quizás por las ocurrencias, es que los debates no generaron tanta expectación en el ciudadano como en otras ocasiones…

Esa falta de motivación en torno a los debates da lugar a una zozobra que no es nueva y que formulo en pregunta: ¿será que el ciudadano prefiere el debate en las redes sociales porque allá no hay reglas tan estrictas, y se da pie a la descalificación, a la mentira, a la falacia, al insulto por encima del argumento?

En Santiago Tuxtla bien podemos hablar de las ventajas y las desventajas de quienes participaron y no en el debate convocado por el OPLE; entre los candidatos a diputado local.

De los 10 aspirantes a una curul en ese distrito, al principio, sólo cuatro fueron los que aceptaron darle la cara al ciudadano. A la mera hora, ¡se rajaron dos, la de Veracruz Va, Miriam del Rocío Méndez Gamboa; y el de Movimiento Ciudadano, Carlos Flores Calderón. Sólo acudieron la candidata de Podemos, Esmeralda Lilí López, y el de Fuerza por México, Vicente Luna Hernández.

Repito: De 10 interesados en ser voz de los vecinos de Santiago Tuxtla, sólo dos dieron la cara.

Ubicados en el contexto geopolítico de este debate, hay que tomar en cuenta una cosa: los vecinos de este distrito quieren conocer a sus candidatos, ver qué dicen o en un momento, hasta con qué pendejadas salen. Acá no fue el caso.

La percepción al final del debate entre dos, dejó mejor posicionado a Vicente Luna, y no porque haya sido mala Lilí… a fuerza de ser sinceros, Luna tiene años en estos ejercicios políticos; se las sabe de todas, todas; y conoce el distrito no sólo en su territorio, sino también en sus necesidades.

En Santiago Tuxtla ya ubican a Vicente como opción, como voto útil para oxigenar a los cuadros políticos del distrito

Por cierto, circula en Santiago una encuesta que pone en primer lugar a Liliana Castro Muñoz, representante de Morena. En el distrito bromean esa posición diciendo que ¡cómo no! si es la cuarta vez que la ponen de candidata: En 2015, a la federal; 2017, a regidora primera; 2018, diputada local y 2021, vuelve a repetir… el resultado, ya lo conocen los santiaguenses...

También es cierto que entre las mismas militantes de Morena hay enfado, molestia, porque el padrino político de Liliana Castro, Manuel Huerta, de un plumazo, borra en cuatro procesos electorales, la oportunidad para cualquier otra militante del distrito de Santiago Tuxtla. Ojo, porque baste echar un ojo, y por eso se entiende que en este distrito ningún municipio gobierne Morena.

Como sea… con tanta experiencia en procesos electorales, se extraña que Liliana Castro no se haya aventado a echar un round de argumentos, de propuestas, de ideas en un debate.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...


Salvador Muñoz

Román Bastida Huesca, candidato a diputado local por el distrito de Misantla, bajo las siglas del PVEM, se encuentra en una marcha con Tato Vega Yunes, candidato a legislador federal por Xalapa rural. La conclusión: el del Verde decide apoyar con todo al de Fuerza por México para que alcance la curul en San Lázaro dejando a un lado a la candidata de Morena, Claudia Tello, supuesta aliada.
Parece nada pero dice mucho, más cuando en la zona de Tuxpan hay una pregunta que ronda en el aire… ¿y si pierde Pozos Castro? Y no tanto porque gane Pepe Mancha, sino porque el triunfo se lo lleve Alberto Silva Ramos.
No se trata de hacer menos a Pepe Mancha, no… en esta contienda por la presidencia municipal, se ha desatado el morbo entre dos de sus contendientes: el de Morena y el del PVEM por obvias razones… vamos, es como si dos hermanos compitieran por el mismo cargo pero por distintos partidos. Acá, si bien no hay relación filial, sí se supone que existía una alianza… existía…
No obstante estos dos ejemplos, parece que la alianza PVEM y Morena se mantiene en las demás candidaturas en lo que resta del Estado… salvo otro ligero detalle.
El Coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Verde en el Senado de la República, Manuel Velasco Coello, puso el dedo en la llaga al gobierno estatal moreno al decir que Eric Cisneros Burgos utiliza a la Fiscalía General del Estado y presiona al Tribunal Electoral Estatal para reprimir a los candidatos de oposición.
“Hemos recibido ese tipo de denuncias y hacemos un llamado a que las elecciones se puedan llevar de manera libre y que sean los ciudadanos de Veracruz los que decidan libremente por qué partido desean votar”.
Al menos en Veracruz, hay dos personajes muy ligados a este Senador del PVEM: Javier Herrera Borunda, actual delegado nacional del Verde; y Alberto Silva Ramos, ya dicho, candidato a la alcaldía de Tuxpan.
Las palabras de un Senador y parte esencial del PVEM nacional, dejan mal parado al Gobierno estatal morenista, y a la vez, se vuelve a observar una ligera fisura en esa relación Verde con Guinda.
Otro dato curioso que trasciende nuestro ámbito local: el senador Eduardo Ramírez Aguilar, presidente de la Cámara Alta, y del partido de Morena.
En entrevista con Carlos Loret de Mola, hace una semana, Ramírez Aguilar hace una interesante declaración: “Cabeza de Vaca no cuenta con orden de aprehensión”. ¿Lo captan? El presidente del Senado, el moreno, va en contracorriente a la línea del Presidente de la República a tal grado que hubo por allí uno que otro moreno que pidió juicio por traición a la patria para este senador por atreverse a blasfemar… bueno no, no tanto así, pero sí hubo por allí quienes pedían sacarlo del partido.
Un dato interesante sobre este Senador… es de Chiapas. ¿Y quién es más de Chiapas? ¡Exacto! El otro senador que acusó a Bola 8 de amedrentar a candidatos de la oposición a través de la Fiscalía y Tribunal Electoral.
Pero quiere saber otro detalle igual de relevante: Hace como dos días, el senador Velasco Coello se reúne con Cuauhtémoc Cárdenas y hace este anuncio: “Un gusto saludar y reunirme con el ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, quien es un referente de la lucha democrática en México. Coincidimos en que la unidad nacional es el camino correcto para superar los desafíos derivados de la pandemia y sacar adelante a nuestro país”.
Tres puntos: Lucha democrática, unidad nacional, sacar adelante a nuestro país. ¿Estoy alucinando? Más alucine sería dejar a su criterio el último mensaje que dio en su twitter: “Con energías limpias y renovables habrá futuro. Un nuevo #PactoVerde es posible”. Sí, precisamente después de que el Presidente comprara la chatarra más cara del mundo sin tener una méndiga idea de lo que es la agenda 2030...
Agreguemos el interés inusitado que hubo este jueves para que se propalara en Veracruz una noticia: el crecimiento en las preferencias electorales del PVEM, por encima del PRD, del PRI y hasta del Movimiento Ciudadano para colocar a los tucanes en tercer lugar...
Algo trama el Verde, de eso se está seguro… y es seguro que en estos últimos días, y pasadas las elecciones, se vea con más certeza a qué está jugando Manuel Velasco Coello y su partido, el Verde Ecologista.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Por Yair Ademar Domínguez

Algunos no han entendido que con la llegada del gobierno del pueblo se acabaron los monopolios políticos, las monarquías y los cacicazgos en México y en Veracruz. El cambio de régimen instaurado por el presidente Andrés Manuel López Obrador implicó la inversión de la pirámide del poder. Ya no es el señor feudal, el cacique o monarca el que está arriba, en el pináculo. No, ahora es el pueblo el que elige, decida y manda; y se gobierna, obedeciendo.

Lo comentamos hace algunos días en el caso de Orizaba y ahora lo refrendamos para referirnos al corredor Veracruz-Boca del Río, en donde una familia está obsesionada por el poder. Hace apenas algunos años, el padre, siendo gobernador, pretendió imponer al hijo y el pueblo los repudió. Hoy, con mentiras, Miguel Ángel Yunes Márquez quiso ser heredero del reinado de su hermano en el puerto de Veracruz y ¡se topó con pared!, porque en Veracruz se hace valer la ley y respetan las instituciones.

Acostumbrados a hacer y deshacer, el reinado de los Yunes se encuentra en el ocaso, porque en Veracruz no hay privilegios. Veracruz está harto de cacicazgos y monarquías. Y lo más curioso, el PRI, que hace algunos años criticaba ese interés monárquico de los Yunes, hoy se encuentra sometido a esos mismos intereses que repudiaban en el pasado inmediato.

Lo dijo bien hace unos días, uno de ellos, Ranulfo Márquez Hernández, ex dirigente estatal priista: “Aquí en Veracruz estamos apoyando no nada más un proyecto contrario a lo que dice la declaración de principios de nuestro partido, estamos apoyando a un grupo de interés que más bien pareciera una monarquía, se turnan entre ellos las posiciones y obviamente ha dado pie a que haya investigaciones por enriquecimiento ilícito”.

El priista se le fue a la cabeza al actual líder estatal de este partido, Marlon Ramírez Marín, quien además de cobrar en las arcas de ese partido, tiene nómina en el Ayuntamiento que preside Fernando Yunes Márquez, como se ha denunciado, porque siempre ha servido a los intereses de la familia monárquica.

Así que la coalición PAN, PRI, PRD está sacando el cobre y está mostrando al interior sus debilidades, porque nació dañada, sin interés por la gente, por el pueblo, sólo para continuar su proyecto saqueador, el mismo que ha movido a estos partidos por muchos años en Veracruz y en todo el país.

Como líder estatal del PRI, en 2018, Américo Zúñiga Martínez se opuso al proyecto monárquico de Miguel Ángel Yunes Linares y así lo vociferó, incendiario, en cuanto discurso pudo. Hoy también se olvidó de eso y apoya, complaciente, el interés de esa familia que tanto daño le ha hecho a Veracruz.

Pero eso se acabó. Hoy, el Movimiento de Regeneración Nacional se impondrá en este corredor urbano y en todo el territorio veracruzano. El pueblo ya decidió, porque no quiere más mentiras, engaños ni saqueos. La transformación es una realidad y los partidos políticos y candidatos somos los primeros obligados en cumplir la ley.

La sentencia legal y justa del Tribunal Electoral pone un alto y fin a la corrupción del delincuente electoral Miguel Ángel Yunes Márquez. Por sus mentiras, los propios panistas lo denunciaron. Por sus mentiras, los verdaderos priistas lo rechazaron. Por sus mentiras, los perredistas lo abandonaron. Hoy se quiere hacer la víctima, pero por mentiroso ya perdió, aunque quiera victimizarse. Los veracruzanos no queremos más corrupción ni mentiras.

Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez Twitter @YairAdemar

Publicado en Opinión
Leer más ...

Aníbal del Rey

 

Mi vida sexual estos días está súper aburrida, tanto como mi interés en la política. Así que me dije: “Ey, Aníbal, ¡revive! Igual tienes que votar y algún día, no sabemos cuándo, pero sí, volverás a coger”. He aquí mi semana.

Andaba busque y busque por quién debo votar; no tengo ni la menor idea.

Cuando era más chavito, tenía la ilusión enorme de encontrar al amor de mi vida, buscarlo hasta el cansancio, casarme, hacer un pacto, creerle todo y vivir en una casita con dos hijos, un perro, seguridad social y una pensión para asegurar mi vejez. ¡Toiiing! También pensaba en cambiar el mundo y así reconocer a los políticos que en verdad se preocupan por su pueblo. Imaginaba que encontraría algún día a los que apoyarían a este país por puro gusto de amar y hasta los visualizaba conduciendo un vochito, tipo Mujica en Uruguay. 

A mis 34 años, me acuerdo de que vivo en México y se me pasan la ilusión y la expectativa romántica. Decidí ni esperar nada de mis relaciones, pero tampoco de la política. Está perro. No aguantaré lo que no necesito en absolutamente ningún ámbito -ya hasta renuncié a mi trabajo donde duré diez años-. Por esto, me siento tremendamente orgulloso. Hace unos días le hice shu-shu a un candidato que me quería entregar un volante con su carita, toda hermosa, y me pedía que votara por él. “¿Me quieres ver la cara de estúpida?”, pensé. Puro papel malgastado.

Después de buscar un par de días, encontré por fin quiénes son los candidatos a diputados que pueden representarme en el distrito 2091 en Xalapa. ¡Meh! Algo así como enlistar mi vida amorosa. 

Entre estos, está el vato que me cae bien. Ya fue alcalde y ahora quiere ser diputado. Así he tenido ligues, no están tan feos, ya nos dimos cariñitos, estuvieron chidos, no acabamos mal, pero tampoco es que me hayan cambiado la vida, dejándome las piernitas temblorinas después de “chambear”. Luego, quiere volver y mandarle regalitos a mis amigos… ¡Cabrón! Mándame a mí al menos unos tacos. Nomás por tu cara bonita y porque el del otro lado está más feo, no te voy a hacer caso… ¿o sí? En tierra de ciegos, el tuerto es rey.

Está la hija de quien ya tiene experiencia… Esas morras me caen bien, pero con cuidadito, tienen escuela y buen maestro. Una vez salí con alguien que tenía puros amigos (muy) mayores que lo ponían súper al tiro, mostrándole todos los panoramas posibles; recordar el pasado en el futuro ajeno. Era como si tuviera un callo bruto, pero con carita de inocente. Un poco como si viviera en la piel de alguien más. La onda es que a mí los más chavitos no se me dan; no es que me sienta el más viejito, pero sí le he chambeado y he recibido los trancazos en carne propia, experiencia le dicen.

Aparece en la lista la morrita fresa que, a primera vista, no tiene broncas y es una socialité xalapeña. Lo que no saben es que ahí donde la ven es bien chambeadora y se las sabe todas, todas. Debo admitir que una vez bateé a un chico que físicamente me encantaba, tenía un currículum bien bonito y era súper trabajador, le hice fotos y ¡puff!, retrataba hermoso. Pero simplemente no podía con esa voz, era inevitable sentir cómo me rechinaban los oídos cada vez que lo escuchaba hablar. Creo que debí haberme dado chance… Neta, sí estaba bien chulo.

Entre la banda que me ha tocado echarle el ojo -y más que eso- está también el don, el oldie, el viejito ¡vamos! Ya mayor, con sus canitas -no viendo las mías- y todas las respuestas a la mano y que ya se cree súper “acá” porque hizo esto y lo otro, así bien ya sabes quién. Aunque yo, no lo sé. Si bien me gusta que me hablen bonito, me encanta que me traten bien, no solo a la hora de la conquista y del querer quedar en algo más. Es que estos “dones” pareciera que van nomás al objetivo y se acabó la fiesta… Igual y dejaron de creer en el amor y en la política, como yo. 

Los demás o son provida o les encanta estar en las redes; según, le echan mucha fuerza o se la pasan trabajando. Yo creo que, como dice Juan Gabriel, yo no nací para amar, nadie nació para mí. El hecho es que igualmente tengo que salir a votar y no falta mucho. En el amor no hay prisa, en las elecciones sí. En el amor te vienes, en las elecciones te vas… muy lejos. En el amor al final eliges, en las elecciones te chingas… o no, ya veremos. 

Pero amiguitos, amiguites pa’ la banda, cuiden su voto. Todos los que no ganamos un peso del gobierno, todos los que hemos pedido chamba y nos la han negado, los que seguimos creyendo en utopías europeas, ¡cuiden su voto! A ver si llega el partido que me cambie esta ideología de no creer en nadie. Yo pienso que, para las próximas elecciones, me voy a proponer como candidato, porque la verdad es que sí que soy un partidazo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

Sólo imagine que Morena logra en estas elecciones mantener mayoría en el Congreso local o en el peor de los escenarios, lograr un equilibrio de fuerzas.
Me refiero al escenario local porque si bien, Juan Javier Gómez Cazarín anda de La Ceca a La Meca y pide el Tres de Tres por los candidatos de Morena (Diputado federal, presidente municipal y Diputado local), es claro que la encomienda que trae junto con Esteban Ramírez Zepeta y su abuelito Domingo Bahena Corbalá, es sacar a los diputados locales.
Por supuesto que la tarea no será tan fácil como ocurrió hace tres años donde la inercia arrastró la mayoría que hoy manda en el Palacio de Encanto, pero tan sólo imagine qué ocurre si se da el primer escenario que planteo al inicio de esta opinión: El Carón subiría como espuma y estaría enfilando a ser factor político de decisiones en pos del 24.
Además, sin pretensión de amarrar navajas o meter cizaña, El Carón empata más con la raza que un Bola 8 o un Cuic pero no por ello, deja de ser institucional Cazarín.
Sí, se insiste, no es tarea fácil la que tiene Morena y Juan Javier, pero tampoco es pan comido para la oposición… el siete de junio se verá hasta dónde llega El Carón.
II
Antes de los comicios para diputados y presidentes municipales, en Veracruz habrá otra elección: la de la dirigencia de la Sección 108, del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Música, con sede en Xalapa.
Uno de los músicos que suena (valga la expresión) para asumir el cargo como Secretario General, es Carlos Darío Arcos Omaña, de Banda Rams y quien inició sus pininos musicales con el grupo Martes 13.
Carlos Darío, ex alcalde de Altotonga y férreo defensor de sus amigos así como de las garnachas de su municipio, no se hace de la boca chiquita y sí está dispuesto a participar, pero con una salvedad: busca el consenso de la mayoría, que no ha de resultar difícil, porque en el gremio, lo ven como alguien que luche por darle dignidad, cabida y participación a todos los músicos en aras de recuperar la fuerza del sindicato y por ende, la económica, factor muy castigado por la pandemia y la falta de visión de las autoridades para con ellos.
Para otros, Carlos Darío representa todo lo opuesto a esos “líderes” que quieren ser eternos y que solo exponen proyectos fallidos pero con beneficios personales, dejando en estado de indefensión a sus representados.
La mención de Arcos Omaña como candidato a la dirigencia musical es para muchos, música para sus oídos…
III
¿Han notado que El Carón lleva en sus chalecos sólo sus siglas JJ y el apellido Cazarín? Un amigo en la mañana notó en otro candidato de Morena lo mismo, que se quitaba el apellido paterno para ocupar el materno: Villalpando.
“¿Por qué se quita el Hernández en su propaganda y sólo se publicita como Rafael H Villalpando... ¿vergüenza? ¿apellido común… corriente... historia... orfandad, etcétera?” Le respondía que quizás porque lo ubican como Villlalpando... “como en la contienda de David Velasco Chedraui (cuando por primera vez contendió como candidato a presidente municipal), donde destacaban más el apellido que vende... recuerdo que su padre le reclamaba el porqué se quitaba su apellido paterno”...
Le agregaba que algo similar ocurría con AMLO... “la gente amarra los dos apellidos (López Obrador) porque si citas López solamente, es un López más”.
El amigo me respondió que el caso de Villalpando denota gran inseguridad, vergüenza u orfandad… “El Hernández es de mayor identificación chaira, pero el apellido Villalpando no significa nada, o mejor dicho sí: fracaso municipal, universitario y sobre todo ausencia legislativa federal y de gestión”.
Por si fuera poco, agregó: “sería mejor Rafael Hernández, quien quite lo identifiquen con Rafael Hernández Ochoa o más bien con el jibarito Rafael Hernández (por aquello de que salió loco de contento con su cargamento –de coca… el refresco, queremos pensar– o como pariente de Sergio Hernández!”

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

 

Hay un importante sector de ciudadanos a lo largo y ancho del estado, a los que les molesta la tendencia en que, de cierto modo, sin querer o no, algunos medios como partidos han incurrido para hacer de esta pugna electoral un pleito ranchero entre dos fuerzas: los buenos contra los malos. O dicho de otro modo: la alianza PAN-PRD-PRI versus la alianza Morena, Verde y PT.

Ambas fuerzas electorales venden la panacea que llevarán al país, estado y municipio a la auténtica transformación o bien, a componer lo que la transformación ha destruido.

En muchos aspectos se puede entender esta situación llevada a dos, cuando sendas fuerzas están cimentadas en el poder, uno, por el lado de ejercerlo; dos, por asumir el papel de la oposición. A ello se suma que los otros partidos, presentan candidatos de poco peso, sin experiencia en el ejercicio de la política y menos con un ápice de preparación…

II

En Xalapa, al inicio de esta campaña electoral por la presidencia municipal, la batalla se concentró en dos personajes: Ahued y David.

Ambos candidatos tienen génesis similares: los dos son empresarios; los dos iniciaron como ciudadanos; los dos participaron de un modo u otro, en dos de los gobiernos estatales priístas más polémicos; los dos ya fueron alcaldes.

Si nos abocamos a su labor, cada ciudadano xalapeño tendrá su propia calificación de lo que cada uno de ellos realizó como edil y el sello personal que imprimieron en su paso por palacio municipal…

Hay que agregar algo: el partido que hoy “gobierna” en Xalapa obedece a una posición ciudadana en el 2017: el ateniense castigó de cierto modo al PRI y rechazó la oferta del PAN para darle oportunidad a Morena. Es decir, buscó una opción… y es seguro que hoy, la vuelva a buscar.

III

A Xalapa, como muchos otros municipios, la ubican medios y partidos en esta dos opciones casi-casi de a cajón… salvo por un ligero detalle: en estos últimos días, una candidata, una mujer, ha despertado el interés del ciudadano no sólo por las ideas que plantea sostenidas por su quehacer académico, sino también por el conjunto de personas que la acompañan, permeadas de trabajo, no político, sino social, en tierra, en las comunidades. Una mujer que entiende la colonia con todos sus avatares porque no le da pena decir que vive en colonia y sabe lo que es la falta de agua, servicios básicos o hasta lodazales. Itzel Jurado Ortiz es hoy vista como una opción ciudadana bajo las siglas del partido Redes Sociales Progresistas.

IV

Lo interesante de Itzel Jurado, candidata ciudadana que empezó de cero su proyección hacia la presidencia municipal, es que a menos de dos semanas de que se llegue a las urnas, sondeos la colocan muy por encima de la otra candidata y arañando el tercer lugar con los punteros que a estas alturas, ya crecieron hasta donde tenían que crecer y hoy, tienen dos opciones: mantenerse en donde están… o caer, y no precisamente en trampas de agua.

En dos semanas, Itzel Jurado tiene para seguir creciendo si logra permear en el resto de los xalapeños que puede ser la opción ciudadana ajena a esas dos fuerzas partidistas que se disputan la capital de Xalapa como si fuera un botín de guerra, y que obligan a parafrasear aquel eslogan de película que decía: No importa quien gane… el xalapeño perderá… al menos que tenga otra opción… ¡y la hay!

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

Faltaba menos de una semana para que las elecciones por la presidencia municipal se realizaran en Veracruz ¡y que me lo van bajando de la contienda! El argumento de las autoridades fue: Actos anticipados de campaña. Tuvo que entrar un emergente en su lugar y contra lo esperado, el PRI pudo con el Candidato Bombero ganar la presidencia municipal de Orizaba. Paradojas políticas. Con el triunfo de Juan Manuel Diez Francos, la Pluviosilla, a partir de ese momento, tuvo un crecimiento envidiable, tanto a nivel estatal como nacional.
Del candidato bajado aquel 2007, Víctor Castelán Crivelli, ya casi ni se habló. Vamos, hasta su paso por la LXII Legislatura bajo las siglas del PRI pasó inadvertido, de no ser por ahora, que rescatado por las siglas de Morena, reaparece como candidato a la presidencia municipal de la Ciudad de las Aguas Alegres y lo que son las cosas, se enfrenta a quien allá, en el 2007, ocupó su lugar para triunfar en las urnas: Juan Manuel Diez Francos.
Tuvieron que pasar catorce años para que Castelán Crivelli se levantara del tropiezo que significó que un Tribunal lo bajara de la contienda municipal.
Es curioso, pero en ese mismo año, otro personaje igual fue bajado de la competencia electoral municipal, pero éste fue en Xalapa y por el Partido del Trabajo: ¡El Paleta Chupada!
Les recuerdo: El Paleta Chupada es Rafael Hernández Villalpando, como él mismo se calificó recientemente.
En aquel 2007, las autoridades electorales le dieron bajín a su candidatura por la presidencia municipal de Xalapa, si mal recuerdo, por algo así como falsificación de datos en la planilla… pero de que lo bajaron, lo bajaron.
Hay que recordar que Paleta Chupada, en el 2000, fue desaforado cuando fungía como presidente municipal, cargo al que llegó por el entonces Convergencia por la Democracia. El delito que le imputaron: bigamia.
En el caso de Rafael Hernández Villalpando, podemos hablar que su regreso al Poder tardó más que Castelán Crivelli, ¡18 añotes! El asunto es que después de probarlo, se vuelve adictivo y más cuando se estuvo tanto tiempo en abstinencia.
Hoy, los reflectores están puestos en Miguel Ángel Yunes Márquez aun cuando ya se han bajado a otros candidatos y al por mayor… claro, ninguno tiene el peso de Chiquiyunes: ex alcalde de Boca del Río, ex diputado local, ex candidato a Gobernador y recientemente, bajado de la candidatura por ilegibilidad al no comprobar fehacientemente su domicilio en Veracruz.
Las circunstancias son netamente diferentes entre los tres involucrados en estas líneas… porque cuando bajaron a Castelán, ni ruido hizo; cuando bajaron a Paleta Chupada, ni quien lo extrañara; pero en el caso de Yunes Márquez, créalo que no se quedará callado. Posiblemente sí, entre a impugnar su asunto en las últimas instancias, en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Lo cierto es que, compita o no en estas próximas elecciones, la pregunta que debe hacerse uno es: qué va a pasar con Chiquiyunes… o mejor dicho: cuál es el siguiente paso a dar, porque es seguro que ser bajado de la candidatura estaba dentro del presupuesto yunista… estaba más que cantado… porque si no es así, mal estaba la estrategia; si es lo contrario, posiblemente sin querer, Morena apuntaló la carrera de Miguel Ángel rumbo al 2024… será en los próximos días que el mismo Yunes Márquez nos dé la respuesta.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Video Portada

sin filtro entrevista 11

Buscador

Clima

El tiempo - Tutiempo.net

BANNER 386X626

LoSINfiltrados

Ahora vamos con la Veracruzana

Ya está pasando la fiebre electorera y ahora empezamos con la fiebre universitaria, la salida de Sara Ladrón de Guevara González está casi a la vuelta de la esquina y... Read more

Hits:54


Template Design © VERANET Templates | SINFILTRO NOTICIAS. All rights reserved 2019.