•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A+ A A-

Salvador Muñoz

Cualquiera de las dos hipótesis que se maneja, es condenable, despreciable, inaceptable. Ya sea utilizar el cuerpo de un bebé para introducir droga a un penal o la de utilizar el cadáver de un bebé con el propósito de usarlo para un ritual al interior de un penal.
Ambas por cualquier ángulo que se les vea, conllevan a la complicidad de las autoridades de un modo u otro.
Ambas hipótesis aberrantes conllevan en generar “Poder”...
Quien controla la droga al interior del penal, ejercer “Poder”.
Quien “emplea” en un rito, el cadáver de un bebé, busca “Poder”.
El tráfico de estupefacientes da lugar a cantidad de recursos para su traslado. Entre los más extraordinarios que recuerdo, el descubierto en implantes mamarios en una mujer venezolana al arribar al aeropuerto de Madrid…  o qué decir en el fracturado de la tibia y el peroné cuya escayola era de pura coca! Pero me sigue pareciendo espeluznante esa idea de que hayan utilizado el cadáver de un bebé para introducir drogas a un penal…
Por otro lado, el deseo de Poder a través de ritos que usen el sacrificio de seres vivos o hasta cadáveres, sencillamente no lo compro… ¿utilizar el cuerpo de un bebé? ¿Hasta dónde la “Fe” por algo o alguien te puede llevar a una aberración como la de usar el cuerpo de un pequeñito? Bien cabe aquí ese Hashtag #ConLosNiñosNo.
Por cierto, circula con insistencia un video de una persona a la que identifican como Jesús Ernesto López Gutiérrez, conocido en las redes como “El Chocoflan”, el hijo menor de la pareja presidencial.
En dicho video, ubican a un joven quien supuestamente se va a echar una botella de coñac Hennesy. Las redes aseguran que es Jesús Ernesto.
La verdad, sinceramente, no creo que lo sea por las siguientes razones:
1.- Qué hace un menor de edad (14 años) en un antro cuando se supone que los accesos están restringidos a menores de 18 años… ¡ni que fuera el hijo del presidente!
2.- Supongamos (un Supositorio, pues) que es Jesús Ernesto, ¿no sus guardaespaldas tienen la obligación moral (máxima Ley en este gobierno) para hacerle un reservado al junior para que le dé rienda suelta a su diversión sin que haya ojos ajenos y videos que le arruinen la fiesta?
3.- Además, ¿qué tipo de guardaespaldas no estaría a las vivas para evitar que si acaso fuera Jesús Ernesto, fuera grabado por algún neoliberalista envidioso que de seguro estaría chupando Bacardí y eso, después de haber hecho coperacha entre 5 o más individuos?
4.- Aunque quizás la pregunta más importante: ¿Qué hijo, teniendo un padre como Andrés Manuel López Obrador, quien no rompe un plato y que sólo toma aguas frescas, pudiera estar en el antro y dispuesto a echarse un coñaquito a sus 14 años? ¿Qué hijo, teniendo una madre como Beatriz Gutiérrez Müller, mujer intachable, toda ella perfecta, se echaría el trompo a la uña de irse a divertir en un antro y gastar el dinero de los contribuyentes en una botella que bajita la tenaza, dependiendo del antro, mínimo, te la han de ensartar en 5 mil varos?
Por supuesto, es seguro que este miércoles, cuando vuelva la gustada sección de Quién es Quién en los Medios, salga doña Vilchis a decir que ese joven que aparece en un video y que se parece a Jesús Ernesto, no era él porque el chamaco está bien educado, es un hijo de la Revolución y sigue el ejemplo de sus padres y de sus hermanos… y ha de rematar su rollo al estilo Beatriz: #ConLosNiñosNo.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Por Yair Ademar Domínguez

 

México tiene un presidente fuerte. Sí, el mandatario mexicano es un hombre de 68 años que ha venido de la cultura del esfuerzo, que ha luchado durante toda su vida por el bien de su estado y del país; es natural que tenga problemas de salud, que ha atendido con oportunidad y bien. Los agoreros del desastre, los que no quieren a este país quisieran ver a un mandatario disminuido y acabado, pero no es así.

El comentario viene a colación por el reciente cateterismo al que fue sometido el pasado viernes en el Hospital Central Militar, una intervención médica que duró unos 30 minutos, nada grave, nada delicado, según informó el propio Secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández. Sin embargo, las especulaciones de los malquerientes no se hicieron esperar.

Al otro día, en un video, el propio presidente López Obrador explicó los detalles de esa intervención y este lunes reiteró, ante la insistencia de la prensa que “está bien y de buenas”.

“Estoy muy bien, ya me dieron licencia para aplicarme a fondo, para seguir trabajando con intensidad y llevar a cabo o consumar la transformación de la vida pública del país en el tiempo que nos falta”, dijo el mandatario a los comunicadores.

Dijo que lo que viene ahora es el proceso de Revocación de Mandato, que su gobierno ha promovido en todo el país como un ejercicio inédito, único, histórico, para que el pueblo decida si sigue o no gobernando a la nación. “Si la gente decide que continúe en la Presidencia, pues voy a terminar, vamos a concluir y vamos a cerrar un ciclo de lucha por la transformación de nuestro país y estoy seguro que vamos a entregar buenas cuentas, no tengo la menor duda de eso, de que entre todos los mexicanos estamos haciendo historia y se va a llevar a cabo o va a quedar muy consolidada la Cuarta Transformación de la vida pública del país”, comentó ayer desde Palacio Nacional.

Y así, con ese ánimo y fortaleza que le caracterizan, citó la canción de Violeta Parra, “gracias a la vida, que me ha dado tanto” y a todos los mexicanos que a través de miles de mensajes se solidarizaron con su estado de salud.

Sobre el “testamento político” indicó: “tengo la responsabilidad de actuar previendo todo, cualquier circunstancia, más cuando iba yo a someterme a este cateterismo. Y tengo desde hace algún tiempo un testamento, y ya siendo presidente le agregué un texto que tiene, como lo dije en el video, el propósito de que en el caso de mi fallecimiento se garantice la continuidad en el proceso de transformación y que no haya ingobernabilidad; que las cosas se den sin sobresaltos, sin afectar el desarrollo del país, garantizando siempre la estabilidad y el que se avance en el proyecto que hemos iniciado”.

“Sería irresponsable el no prever estas cosas, somos seres humanos y tenemos que estar preparados para cualquier eventualidad, y no somos ajenos a una responsabilidad pública de primer orden, estamos representando a un país, a todos; entonces, no debe de extrañar. Desde luego, esto aplica hasta que yo esté en el desempeño de mi función como presidente de la República y también en general este testamento va a conocerse cuando yo deje de existir”, anotó.

Los mexicanos tenemos presidente para rato y estamos ciertos de que López Obrador terminará a tambor batiente su mandato, entregando las grandes obras que ya están en marcha y sobre todo transformando la vida política del país. Sin embargo, como hombre prevenido vale por dos, el presidente ha dado detalles de este “testamento político”, porque sabe que no tenemos la vida comprada pero sí podemos prever la manera de que los ideales por los que ha luchado toda la vida se concreten y lleguen a su fin.


Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez  Twitter @YairAdemar

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

La Mujer andaba bien preocupada cuando de sopetón, enfermé. Sí, así de sopetón. En la mañana, como si nada, estuve haciendo y deshaciendo; salí con los canes, les di de comer a los mininos, preparé el desayuno y las actividades de siempre… pasado el mediodía apenas iba terminando la columna, cuando le dije a la Mujer que quería cama (pero otra variedad, dijera Mecano) y de allí pal real, ¡bien perdido! Un chingo de calofrío! Haga de cuenta que me hubiera metido a Ojo de Agua o Nogales (los de Orizaba entenderán) o anduviera más frío que Gonzalo Vicencio Flores en un salón lleno de morenos. Luego, la fiebre y el alucine: rodeado de una especie de chamanes, entre siete o nueve, rezando y cantando para que me curara pronto.
(Iba a poner que eran unos siete mulatos alrededor mío pero ¡hijos! si pongo eso, capaz que para las próximas elecciones soy candidato a Gobernador o Diputade!
Y luego, ¡la pesadilla! (Sí,iba a poner que no fue pesadilla lo de los mulatos, pero es seguro que muchos hablen de que no fue Fiebre, sino sueño húmedo… aunque acá entre nos, la neta-la neta, fue chido en el alucine ver a estas personas orando y cantando por mi salud… ¿las habrá mandado Ramos Alor? ¡Sí! ¡Creo que voy que vuelo para candidato de Morena!)
¡Ah, la pesadilla! Imagine el querido lector que apenas cerraba estos ojazos que Dios me dio y lo primero que aparecía en mi cabecita ¡era un diputado!
No, no era el Diputade… ¡saludes!
Tampoco era Juan Javier Gómez Cazarín, quien días antes había sido dado de alta aunque yo lo sigo viendo chaparrito, aunque eso sí, menos cachetón. O se hizo la cachetomía o de plano sí le pegó duro la Neumonía combinada con Covid.
Por cierto, la Mujer andaba preocupada de que me enfermara porque hace siglos, tuve broncas en los bronquios y el dolor que sentía en pulmones, fuera en espalda o torso, a la hora de respirar, reír, toser o lo que fuera, era un poquito más arriba de lo que han de sentir las mujeres al parir.
¡Ah! ¡La pesadilla! Pues entonces, cada vez que cerraba mis oclayos, veía al diputado Sergio Gutiérrez Luna dialogando con personas… una y otra vez esa imagen se me revelaba al intentar conciliar mi sueño que acabó en pesadilla…
Sinceramente, creo que la Mujer y yo tuvimos mucha suerte de enfermar de esta variante y no hace dos años. ¡Vamos! Sí, tiene razón Cuic: No hay necesidad de hospitalización… al menos en nuestro caso no la hay y lo deseo para quienes igual enfermen…
La mujer se acabó una caja de té de manzanilla. Yo, simplemente la idea de tomarlo, la rechazaba porque mi cuerpo demandaba ¡café! ¡Sí! (tampoco puse un negro bien caliente porque si no, a estas alturas, dan golpe de estado y soy Gobernador)... ¡No se imaginan el enorme alivio que sentía cada vez que mi cuerpo era alimentado por esta panacea!
Creo que me empecé a sentir mejor cuando la Mujer me decía “Toma Té!” pero mi mente esperaba un “Toma Me!”... qué bueno que nunca me ofreció “Melox” porque en una de ésas, mandaba el reposo a la fregada…
Aunque no lo crean, sólo hay algo que me preocupa: la tos de la Mujer… ¡no para! Su hermana, que es Médico (¿o Médica? pero no Médique), le dice que esos accesos de tos son porque habla mucho… hay cosas que la ciencia simplemente no puede explicar: ¿Cómo decirle a la Mujer que se mantenga callada para que ya no la haga de tos? ¡Explíquenmelo!
Creo que ya me voy sintiendo mejor porque vi a Don Julio y que le echo ojitos… ¡otra vez! ¡La botella de Tequila que tengo de reserva!
Como sea… a estas alturas y a estas líneas de la columna, la temperatura volvió a bajar y se intensifica un poco el dolor de garganta… No obstante, me di la oportunidad por la mañana de comprobar una vez más que los rayos solares obran milagros, por lo que me di un ligero baño de Sol… el cuerpo lo demandaba… iba a poner que me sentí como un hijo de Kriptón, pero sabiendo cómo es el lector, y con los antecedentes de mi fiebre, pesadilla y mis cuasi candidaturas en Morena, es posible que dijeran que más que hijo de Kriptón ¡fuera hijo de Plutón!
¡Creo que le vamos ganando al Ómicron!

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Brenda Caballero

La vorágine que se vive en Veracruz es intensa. Por una parte, la mayoría de mis paisanos están preocupados por los altos índices de contagios de Covid en el estado.
Abres redes sociales y ya te enteraste que un amigo o amiga tuya dio positivo a Covid.
Seguramente usted que me lee tiene algún conocido o conocida que tiene síntomas, es positivo o en el peor de los casos, la familia completa está aislada.
Por otro lado, la polaca veracruzana ha traído videos dignos del programa Difícil de Creer, como ese de Anonymous, donde Guy Fawkes, conocido como el personaje de la película “V de Vendetta” ya es aliado del gobierno y no del pueblo. Más parece una cortina de humo en donde saca los chismes de políticos del pasado, del presente, de periodistas e historias entretejidas entre grupos del crimen organizado.
Pero la cuarta ola y los gastos que te genera tener Covid tienen más preocupada a la población que los chismes políticos.
Hace unos días preguntaba dónde me podía hacer una prueba PCR gratuita en Xalapa, tal y como la hacen en la Ciudad de México, donde hasta kioskos hay. No obtuve respuesta. Bueno sí, me dieron la dirección de ese laboratorio que la tenía más barata: novecientos cincuenta pesos, contra el otro de casi dos mil cuatrocientos pesos. Decidí perder el amor a los casi mil pesos. De inmediato mi primer pensamiento fue: ¿no que se habían hermanado Veracruz y la Ciudad de México? Al menos deberíamos aprenderle el cuidado de la salud a Claudia Sheinbaum. Pero no, no hay kioscos ni lugares donde te hagas la prueba Covid.
Y el video que circula en whatsapp, hace preguntarnos: ¿sacarán otro video? Hay quien dice que seguirán los chismes con una segunda parte, o quien afirma que viene una nueva Operación Cártel #OpCartel, para seguir calentando el terreno político como sucedió en 2011, donde Guy Fawkes amenazó a los zetas por el secuestro de uno de sus miembros que realizaba Paperstorm en Veracruz.
Paracetamol, ibuprofeno, tesalón son algunos de los medicamentos que me recetaron, tengo todos los síntomas de Covid con la variante omicrón: fiebre baja, estornudos, fluido nasal, dolor de cabeza y cuerpo, picazón de garganta, tos ocasional y cansancio. Le pierdo el amor a otros quinientos pesos. Me regalan dos botellas de propóleo, (le tengo mucha fe) me echo las diez gotas, sabe feo, dice el Hombre. “Piensa en whisky”, le digo.
Recuerdo el video ¿tengo fiebre? No, pero sigo pensando en el autor de semejante cortinilla de humo, donde hasta Zenyazen salió. Sí, el secretario de Educación que dicen se destapó ayer en otro video. No soy yo y mi fiebre, son los chismes políticos que calientan la polaca veracruzana.
Veo mis manos, las tengo amarillas y mucho frío. “Tengo salpullido” le digo al Hombre. ¡Nadie me dijo que me saldrían granitos y me daría comezón, tal cual sarampión! Eso da más miedo que las amenazas del video. Busco información. Efectivamente. El Covid se manifiesta también en la piel, no solo en forma de neumonía.
El Hombre empieza con síntomas, fiebre. Necesito más medicamento, a perder el amor a otros quinientos pesos.

@NumerosRojos_BC
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

El video “chino”
Salvador Muñoz
Los Políticos

Para entender el video donde se hace lujo de la denostación contra medios, columnistas y políticos, hay que verlo como una bella cortina de humo, como un distractor, como una caja china pero muy, muy barata. Luego, ver quién se beneficia con ello y más importante aún: lo que se deja de ver para atender la indignación por las ofensas. Vamos, la idea primaria, básica, elemental de ese video, que mueve más a la risa que a otra cosa, es enfilar las baterías a un Chupacabras.
Desde hace más de dos semanas, el tema central de la política en Veracruz fue el narcomensaje, acompañado de varios cadáveres, que recibió el secretario de Gobierno, Eric “Bola 8” Cisneros Burgos. A ello se le agrega un video donde se señala al funcionario de proteger al Cártel de Sinaloa. Vamos. Se llegó al caso de presentar a un “sobrino” quien fue el que puso el dedo. Por supuesto, Bola 8 aplicó la de San Pedro con respecto al familiar que en ese video aparecía.
El tema pasó al plano nacional y el secretario fue puesto en el ojo del huracán a tal grado que el moreno Alejandro Rojas Díaz Durán le endilgó el adjetivo de “siniestro”. En su defensa, dijo Cisneros Burgos que “sólo me someto a la evaluación de los veracruzanos… yo trabajo para los veracruzanos”. Las expresiones no dejan de tener un toque romántico por parte del secretario de Gobierno; suena bonito su dicho, pero realmente con quien tiene que someterse a evaluación es con el Gobernador, quien lo designó para desempeñar tal cargo, pues no llegó por voluntad de los veracruzanos.
Pero el asunto de Eric Cisneros trasciende la frontera cuando el activista Bryan LeBarón solicitó al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que el gobierno de su país investigue “los posibles nexos entre algunos cárteles y el gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez”. Si bien, al menos en el mensaje y el video del CJNG no mencionan en ningún momento al mandatario estatal, entiendo que por ser cabeza de Estado, Bryan LeBarón cite a García Jiménez, aunque líneas adelante, enfatiza a Cisneros Burgos como el receptor y vínculo con el Cártel Jalisco y con el de Sinaloa.
Ya con esos alcances, por supuesto que era necesario meter una cortina de humo, una caja china, que hiciera ruido y que obligara a todos voltear a otro lado, a otra cosa Mariposa.
Aunque al video de marras hay que tomarlo en su justa dimensión, así como lo hizo el mismo Cuitláhuac, quien lo tachó de absurdo, inverosímil, que cualquiera puede hacer un video y subirlo, a tal grado que ni le ocupa ni preocupa tal.
En conclusión: Hacerle caso a un video que habla de absurdos, es restarle importancia a nueve cadáveres y un señalamiento duro, directo, contra un funcionario de Gobierno cuyo nombre ya trascendió la frontera.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

En un vistazo en las redes sociales, me encontré con un comentario del abogado Luis Paz Morán, quien platica lo siguiente:
“En mi actuación profesional, tuve un cliente que estaba detenido en la entonces oficina del Ministerio Público, y le pregunté:
–Si tienes en tu casa más de veinte bicicletas que no puedes vender, ¿para qué sigues robando más?
Y de manera increíble o creíble que contesta:
–No lo sé, pero cada vez que veo la oportunidad, algo me impulsa a robarla pese a que mi familia me regaña y mi madre hasta me da de tablazos…”
La historia del abogado de Trabajadores, Mujeres en Problemas Familiares y de Empresarios con Problemas Fiscales (así se anuncia), me recordó hace poco una pregunta de la Mujer:
–¿Será una enfermedad el acoso?
–¿A qué viene la pregunta?– le respondí y entonces me dijo que era por el tema de Pedro Salmerón, “candidato” del Presidente López Obrador a ocupar la embajada de México en Panamá y quien en 2019, fue expuesto por alumnas del ITAM, por acoso sexual.
A mi juicio, le dije, quien acosa es porque siente o ejerce de un modo u otro, poder sobre su víctima o bien, abusa de la jerarquía concedida.
Por otro lado, cuando hay señalamientos contra el depredador y éste es reiterativo en su comportamiento, es porque hay solapamiento, hay protección, se siente cobijado, hay de cierto modo, complicidad por el silencio ante el acto… en pocas palabras, hay de todo, menos castigo… Para ser más claros: hasta donde hemos visto en este gobierno de Cuarta y en otros anteriores: el machismo no se sanciona, se premia o se protege.
En la secretaría de Gobierno, donde hubo serios señalamientos de este tipo de comportamiento (en el que ya me puso a pensar la Mujer si sólo tendrá injerencia en la seguridad –porque está tipificado– o raya igual en la salud mental del depredador) es fecha en la que no se sabe qué pasó con la víctima, si tuvo un final feliz la valentía de denunciar vía la diputada Anilú Ingram, o la pesadilla continúa.
Por cierto, déjeme terminar el comentario del abogado Luis Paz Morán sobre ese cliente que era dominado por sus impulsos para robar.
Recuerde que su familia le ponía regañizas y la autora de sus días le daba tablazos… pues el abogado concluye su historia diciendo que “después de tanto y tanto tiempo, ¡ahora es un buen oficial electricista! ¿Qué pasará en esas mentes?”
No es que sea, pero pareciera entonces que para que se controlen “los impulsos” de un acosador, es necesario que haya “tablazos”, traducidos éstos en sanción, en castigo, en la aplicación de la Ley, y si bien es seguro que haya casos donde se haya “ajusticiado” a un depredador, al menos esa sensación de vacío que deja un Félix Salgado Macedonio, un Pedro Salmerón o una secretaría de Gobierno en Veracruz, abre una percepción de que el acosador sigue teniendo manga ancha para darle rienda a sus impulsos cada vez que la oportunidad se presente…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

Sigo sin entender dónde está el chiste de Samuel García y Mariana Rodríguez con su “adopción de fin de semana” de un bebé de cinco o seis meses.
Si bien siempre he reconocido el talento de la regia en el manejo de las redes sociales, creo que en esta ocasión, se salió de control lo que parece ser “una buena intención” que es seguro que debe haberla, pero sigo buscando y rebuscando y nomás no le hallo la curvatura.
Ahora que si retomo la habilidad de Mariana para vender su imagen en las redes sociales, me vería demasiado cruel ubicarla a ella y Samuel como mercaderes de un bebé que bien puede darles muchos “Likes” a su Instagram y Facebook. Así, la pretendida “buena intención” que busco de este par de regiomontanos de “adoptar” un bebé por un fin de semana pasaría por aviesa…
Si bien, la Ley regia permite algo llamado como “Convivencia Familiar” ésta se da entre parientes y por supuesto que ni Samuel ni Mariana lo son del pequeño.
A ello agregue que el Bebé tiene una malformación (esquizencefalia) lo que una persona con oscuros pensamientos como el que escribe, podría pensar en generar la compasión en los internautas para con el pequeño y a la vez, la admiración para los “papás de fin de semana”.
Afortunadamente no todos son como el que escribe, y en las redes celebraron este noble gesto de la pareja norteña y hasta hubo quienes les desearon que se animaran pronto por una bendición…
Así, a ojo de buen cubero, sinceramente, no creo que estén preparados para tener un bodoque aunque siendo francos, nadie parece que lo está para asumir tremendo papelazo que significa ser papá y mamá…
Ahora que si quieren seguir entrenando en esa modalidad, acá en Veracruz tenemos una “Bendición” que bien podría darles muchos likes a sus cuentas de redes sociales…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Yair Ademar Domínguez


El gobierno de Veracruz a cargo de Cuitláhuac García Jiménez ha tomado al toro por los cuernos desde el primer momento de su mandato, no sólo para salir avante del saqueo histórico de los gobiernos de los últimos años, también para reducir la desigualdad, atacar de raíz la inseguridad, contener la pandemia del COVID-19 y generar las condiciones que permitan mantener el consumo que genera empleos y bienestar económico.

De manera abierta, directa, con acciones y no con palabras vanas, este gobierno le ha venido quitando campo de acción a los grupos delictivos, impulsando las actividades económicas, turísticas, de desarrollo regional, arrebatando a los jóvenes de las garras de los grupos delincuenciales para ofrecerles oportunidades educativas, culturales, de diversión, en las regiones más apartadas del territorio veracruzano.

En los últimos tres años se ha registrado una reducción sostenida de la incidencia delictiva en la entidad. Por eso el escozor, las reacciones, los intentos aislados de desestabilizar. Este gobierno ha venido recuperando la confianza ciudadana.

El año pasado nuestro estado fue objeto de reconocimiento por parte de diversas instancias nacionales y del extranjero por la reducción de la incidencia delictiva, entre ellas el Instituto para la Economía y la Paz (IEP) en su "Índice de Paz México 2021" ubicó a Veracruz como la décima entidad más pacífica del país.

De igual forma el informe del Índice de Estado de Derecho en México 2020-2021, elaborado por The World Justice Project México, colocó a la entidad en noveno lugar nacional entre las mejor evaluadas en el rubro orden y seguridad.

A su vez, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ubicó a Veracruz como la segunda entidad más segura del país. Este mismo instituto señaló que en 2021, en Veracruz, un 25.95 por ciento de nuevas empresas abrieron sus puertas, quedando en noveno lugar nacional en cuanto a emprendimientos.

Todos estos indicadores han permitido que los gobiernos de Estados Unidos y de Canadá, al emitir las alertas de viaje para sus ciudadanos no incluyan a Veracruz en la lista de entidades consideradas inseguras para viajar.

A esto hay que sumar el anuncio de que la empresa Constellation Brands invertirá más de 5 mil millones de dólares en Veracruz para instalar una planta de embotellamiento de sus productos, sumado a la inversión de 8 mil millones de pesos que el conglomerado Braskem Idesa proyecta junto con PEMEX para el sur de la entidad, son un claro aval a las políticas de seguridad que desarrolla el gobierno del estado de Veracruz para dotar al inversionista de certeza.

Así, a finales de noviembre de 2021, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) presentó el Atlas Prospectivo Territorial-Industrial para la atracción de inversiones, desarrollado en conjunto con el programa ONU-Hábitat y la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI), donde el estado de Veracruz tiene una participación trascendental en uno de los cinco clusters y corredores de mayor potencial de desarrollo, el corredor Coatzacoalcos-Palenque.

La inclusión de la entidad veracruzana, en los proyectos de desarrollo económico federales, no hubiera sido posible si el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez no hubiera consolidado una estrategia para combatir la incidencia delictiva.

La ecuación que ha seguido Veracruz ha sido la correcta, se ha avanzado considerablemente. Mejor seguridad se traduce en mayor inversión y mayores posibilidades de crecimiento. Con la generación de empleos se quita la base social a la delincuencia, y en esa operación de aritmética social, la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz (COESCONPAZ) es el factor que suma.  Esto no quiere decir que los problemas se hayan terminado. Para nada, pero sí se puede señalar que se va por el camino correcto.


Comentarios: Facebook Yair Ademar Dominguez

Twitter @YairAdemar

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

Y volvió… que no regresó… La primera reaparición de Andrés Manuel López Obrador en La Mañanera, tras haber anunciado la semana pasada que iba a estar fuera de circulación tras haber contraído Covid, fue vista desde dos ángulos:
El primero, con el gusto de los morenos de ver a su líder moral listo, fuerte y sano para seguir al mando del timón de este barco llamado Titanic, digo: México.
El segundo, visto por quienes se podrían considerar los contra-AMLOs a quienes no les sorprendió su recuperación porque consideran que a diferencia de millones de mexicanos que tienen que hacer filas enormes para que les hagan un estudio, él tuvo todos los cuidados que un paciente común y corriente quisiera tener.
Sí, cualquiera podría decir que es el Presidente y en cualquier parte del Mundo, por el hecho de llevar la más alta responsabilidad que el Titanic le demanda, perdón: que el País le demanda, pues a fuerza que debe tener los mejores cuidados, así hubiera surgido del PRI, PAN o del que usted quiera.
Aunque también hay quienes dirían que entonces, para qué se la jalan con esos discursos de “nosotros los pobres”, “pobres-pobres, pero honrados” y “por el bien de todos, primero los pobres”...
Una molestia similar se vivió o vive en la burocracia estatal cuando se enteraron que la Sesión Legislativa de este martes se hará de manera total en forma virtual, es decir, todos y cada uno de los diputados que conforman la LXVI Legislatura del estado de Veracruz, desde su casita (porque la pandemia lo demanda), estarán haciendo lo que mejor saben hacer: pensar en todas las cosas que son mejor para nosotros…
¿Y en qué consiste la molestia de la burocracia estatal?
¡Ah! es que ellos sí están yendo a trabajar y si se sienten mal, pues tienen que hacerse una prueba de cajón para ver si están “agripedos” o tienen Covid.
Pero eso tampoco en sí es la esencia del malestar… el asunto es que la prueba para ver si son sujetos de incapacitación o no, es costeada por el mismo empleado, que a ojo de buen cubero, una prueba de PCR que es la que demandan por su efectividad, viene saliendo en 950 pesitos la más barata y socorrida en áreas de Salud pública, y en unos 2 mil 400 pesos en laboratorios privados.
Entonces, la pregunta que se hacen los burócratas es que cómo es posible que los diputados, desde su casita, sí puedan trabajar, pero ellos no…
Al igual que en el caso de AMLO hay dos ángulos en que se ve esta situación:
El primero, es que se habla entre nueve y once diputados que contrajeron Covid, entre los que se cita a Juan Javier Gómez Cazarín, Ana Miriam Ferráez y Maleno Rosales… del resto, nada se sabe.
Pero si es casi una decena de legisladores los enfermos, multiplíquelos si anduvieron de la Ceca a la Meca en el Congreso con auxiliares, asesores y secretarias… de pandemia pasa a pandemonium!
El segundo, hay quienes consideran que los diputados, nuestros diputados, si se enfermaron fue porque están cerca de su pueblo, de su gente, de la raza, y su trabajo los orilla a correr varios riesgos como contraer Covid ¡o hasta subir de peso! por eso se les permite una sesión virtual.
En resumen, tenemos de regreso a un presidente fuerte y sano; a un Congreso, ni tan fuerte ni tan sano, pero trabajando; y a una burocracia que se truena los dedos porque en sus oficinas, nomás ven cómo el Covid hace de las suyas y enfermarse para ellos, es un lujo que difícilmente pueden darse como el presidente o como un diputado.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Salvador Muñoz

De un modo u otro, se quiera o no, las últimas semanas del Morena versus Morena ha llevado a un significativo desgaste de todo el aparato cuitlahuista en Veracruz que incluye, por supuesto, al secretario de Gobierno, Bola 8, así como a Rocío Nahle, parte fundamental de este equipo, lo que de cierto modo favorece a los externos, a los excluidos, o a los calladitos, en la carrera al 2024…
Por cierto, ahora que Andrés Manuel López Obrador reposa la Covid en casita, se da tiempo para hacer ajustes en su gabinete, específicamente, en Fonatur y la secretaría del Bienestar, y aunque parece un renglón aparte, si hubiera autoridad y autonomía así como independencia de pensamiento, bien se vería Cuitláhuac haciendo uno que otro cambio en el Gabinete, que sí los ha hecho, aunque parecen éstos más movidos por las pugnas internas por el poder que más por el mal desempeño de sus funcionarios.
Bueno, de cierto modo, AMLO se mueve a veces más por las vísceras (Eréndira) sin dejar de lado la estrategia (May), como en el caso de Fonatur… aunque también hay que destacar los casos donde se ha tenido los pantalones bien fajados o los “desos” bien puestos, para renunciarle al Mandatario Nacional (Scherer), retando ese adagio de que al Presidente no se le renuncia…
Entonces, siguiendo esos criterios, pues poco se puede esperar de una decisión tajante de Cuitláhuac, por el bien ya no de Veracruz, sino de su gobierno, para eliminar a aquellos funcionarios infuncionales que lejos de aportar, lo van minando.
El ejemplo más reciente pero el más constante desde el inicio de su administración, sin duda es Bola 8, quien se ha caracterizado por ser el lado opresor político de la Cuarta Transformación y a quien se le señala de ser el artífice de los movimientos que hacen ver a Cuitláhuac un Gobernador lerdo políticamente hablando…
Con el respeto que se merece Xóchitl Arbesú Lago, parece más una secretaria florero porque el mismo Bola 8, con la mano en donde alguna vez estuvo la cintura, le ha comido el mandado.
Aunque para ser más fácil la calificación de funcionarios, basta con poner a los que la percepción social considera lo mejor que tiene Cuitláhuac (¿por encima del Gobernador?): José Luis Lima Franco, titular de Sefiplan; y las dos Guadalupes: la de Protección Civil y la Pensiones, Guadalupe Osorno Maldonado (mujer de entrega total al trabajo, como la han calificado) y Daniela Guadalupe Griego (quien no sólo por lo hecho en el IPE destaca, sino también por su don de gente)... en lo particular, mantengo mis reservas con el de Finanzas.
En el caso de Hugo Gutiérrez Maldonado, al igual que a cada personaje que le toca ocupar el cargo de titular en Seguridad Pública, y sin ser misógino ni elitista, simplemente “le toca bailar con la más fea”.
El asunto es que la pugna interna en Morena ha debilitado al aparato cuitlahuista y sus arietes, lo que sin duda abre el camino para personajes como un Ricardo Ahued o Sergio Gutiérrez Luna y hasta en un momento dado, a un calladito Zenyazen Escobar, que sin hacer mucho ruido, sin alzar la mano, no deja de ser una opción para ese aparato cuitlahuista que si no deja a un lado su soberbia y altanería a un lado, y no empieza a hacer política a la de ya, pronto se puede venir más abajo…

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Publicado en Opinión
Leer más ...

Video Portada

Buscador

Clima

El tiempo - Tutiempo.net

LoSINfiltrados

Lo detienen ministeriales por codo

De nueva cuenta Cuauhtémoc Velázquez Martínez, se vio envuelto en un escándalo y es que este lunes 10 de febrero, elementos de la Policía Ministerial, llevaron a cabo el cumplimiento de... Read more

Hits:226


Template Design © VERANET Templates | SINFILTRO NOTICIAS. All rights reserved 2019.