•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
A+ A A-

Espacio Público

Valora este artículo
(0 votos)

Vacuna “anti impunidad”

Quintín Dovarganes

“Las ideas son a prueba de balas”

-V de Venganza

Bienvenida y bienvenido a espacio público, un canal democrático para entender juntos, de manera breve, los asuntos de agenda pública.

En futbol y en muchos otros deportes existe una máxima: “equipo que gana, repite”. Socialmente tal principio no escapa de cumplirse, en una desafortunada tropicalización: “conducta que queda impune, repite”.

¿De qué nos ha servido a l@s mexican@s un sistema penal que pronto cumplirá doce años de existencia? ¿Menores índices delictivos? ¿Mayor efectividad en la persecución de los delitos? ¿Reparaciones prontas y justas para las víctimas? ¡Pamplinas y más pamplinas!

Hoy quien piense que una ley que dé más años a un feminicida disminuirá las muertes de mujeres, es de otro país o francamente ingenuo. ¿De qué serviría la propia pena de muerte si el sistema es ineficaz para juzgar por volumen a una cantidad de manzanas podridas que superan el número de las que nos gustaría reconocer? Incontables salidas procesales, juicios de amparo en número comparable con granizo, dotación plena de incentivos para delinquir, etc.

Seamos francos, imagine que Usted NO TIENE una cadena de valores que le ancle a llevar su vida con decoro y honradez. Imagine además que Usted NO TIENE una familia que le motive a salir adelante de forma lícita, no le reclama su ejemplo ni se preocupa por Usted. Por último, tan sólo supongamos que Usted comete una vez un delito que le deja una jugosa cantidad de dinero o de cualquier otra satisfacción. Usted escapa y jamás tiene problemas. Dígame la verdad, ¿lo haría de nuevo? Bajo esa suposición, ¡usted y el mundo repetirían la conducta! Caramba, ¡el que no pase nada fomenta que pase todo!

Y no me diga por favor que la culpa la tienen las instituciones solamente. Al menos cinco factores la tienen: La desunión familiar, el sistema de justicia penal actual, las instituciones, la ciudadanía y la población.

Para muestra un botón. En cierta reunión de un ejercicio estadístico reciente realizado por una institución nacional, se habló de los problemas que advirtió un gabinete de “expertos” respecto de lo referido por menores de edad como las dificultades que enfrentaban. Contra todo pronóstico y mi absoluta incredulidad, en ninguna parte de sus conclusiones las y los expertos hablaron de la familia. Es más, la palabra familia no apareció ¡en el reporte completo!, ¡madre mía! Deben de pensar que los niños se dan en álamos, rosales o frambuesos.

Visibilizar que tenemos dificultades en materia de familia debe de ser una de las grandes apuestas para componer a nuestra sociedad, sin duda.

En segundo lugar, nuestro actual sistema de justicia requiere de nuestras autoridades una actuación in-ma-cu-la-da. Un pequeño error, en verdad pequeño, acarrea la libertad inmediata y en muchos casos la inimputabilidad de la o el presunto responsable. Yo no calificaría de incompetencia algo que es inhumano: cargas no realistas de trabajo, presiones externas terribles, condiciones paupérrimas para desempeñar el cargo y jornadas inmorales son problemas que me han llevado a respetar y agradecer el trabajo de quienes laboran en una fiscalía, sin demérito de que también me hayan llevado a reconocer que justo ahí es donde hay que invertir para la paz. Y paz sin castigo, no habrá.

Las instituciones, la ciudadanía y la población, tienen también su parte de culpa. No necesitamos penas más grandes en las leyes, ¡necesitamos que se apliquen las que existen!

Pero sin duda, necesitamos poner de nuestra parte. Los caminos hacia el corto plazo y el largo plazo no están peleados. Llevar a un delincuente a los tribunales y lograr exitosamente que se le condene no está peleado con educar amorosamente a los más pequeños de la casa, con dedicación y paciencia.

Un corto plazo con uno largo, hagamos los ajustes que se ameriten, dejemos de ver al de junto cuando buscamos soluciones y comencemos por un espejo, que al fin y al cabo en los hombros de todos los buenos está el futuro de buenos y malos.

¡Nada está perdido y hay todo por conseguir!

¡Hasta la próxima!

Video Portada

Buscador

Clima

El tiempo - Tutiempo.net

LoSINfiltrados

Lo detienen ministeriales por codo

De nueva cuenta Cuauhtémoc Velázquez Martínez, se vio envuelto en un escándalo y es que este lunes 10 de febrero, elementos de la Policía Ministerial, llevaron a cabo el cumplimiento de... Read more

Hits:226


Template Design © VERANET Templates | SINFILTRO NOTICIAS. All rights reserved 2019.